jueves, 10 de mayo de 2012

Camina(ndo)

Como cada día se dirige a su trabajo. Atraviesa calles, dobla aquí, sigue por allá... Mira el entorno, pero no ve, porque ya va planificando su día laboral.
Pero hoy lo hace bajo un paragüas que acompasadamente emite el sonido de las gotas al golpearlo.
De pronto una imagen la saca abruptamente de sus pensamientos: tres perros que sólo encontraron el resguardo de un pequeño alero en una casa y que son la representación misma de la desolación. Los tres miran hacia abajo, distraidos al ver las burbujas que forman las gotas en los charcos que ellas mismas crean y que la tierra se encarga de beber. Las cabecitas semitorcidas, recostados, casi dejándose caer en paralelo a la pared, ensimismados en sus observaciones, hasta melancólicos parecen. Sí, sí, cree que son la perfecta descripción de la melancolía, o tal vez lo que ve es la proyección de la suya propia...pero ya llegó y no permitirá que la embargue...! Sin duda el trabajo será su mejor antídoto...como tantas veces!!

2 comentarios:

Pablo dijo...

que bien que llegaste.
se te echaba en falta. ahora tómate tu tiempo no te precipites.

beker dijo...

Imágenes de la vida, de la melancolía que tan bien has descrito; imágenes de aquí y de allá, que a diario se nos cruzan en este mundo de contradicciones.

Un abrazo grande, grande amiga de los mares y de los sentimientos.