miércoles, 13 de marzo de 2013

Vida...

Este transcurrir de los días, entre rutinas y pequeñas y grandes sorpresas.
Este despertar cada día y ver la luz del sol o simplemente la claridad del día.
Ese nerviosismo del primer día de clases, ese miedo a separarnos de lo cotidiano.
Ese llanto contenido de ver que nuestra madre nos deja en la puerta de la escuela y se va.
Ese soplo de felicidad al verla allí en la puerta esperándonos. Ese correr y abrazar su falda...
La alegría inquieta de terminar la escuela y la incógnita de la secundaria. La sensación de sentirnos grandes la primera vez que nos ponemos con orgullo el uniforme en secundaria.
Las mariposas en el estómago del primer amor. Y esa inexplicable sensación de sentirnos dueños absolutos del mundo y creernos capaces de cambiarlo.
Los nervios del primer examen, la alegría de escuchar nuestro apellido seguido de un "aprobado". La decepción de un "no aprobado".
La paz de un abrazo de nuestros padres. La sensación de protección de las manos de mi madre cuando estaba mal.
Las sonrisas de aprobación y las miradas que matan.
El sopor al recibir una mala noticia. La impotencia ante las partidas para las cuales nunca estamos preparados. El tragar saliva para que no se nos quiebre la voz; el no poder lograrlo.
El reír cuando por dentro lloramos a mares... El llorar incontrolablemente ante lo irremediable.
El reír y llorar a la vez...pero de felicidad.
Esa flor que adorna el costado de la calle.
Ese angel que nos cuida.
Ese atardecer de múltiples e irrepetibles colores.
Esa lluvia refrescante.
El milagro de los nacimientos. El misterio de la muerte.
La sensación de decepción....
La felicidad del amor...El amor....La vida.

3 comentarios:

sociales dijo...

Esas cosas llenas de ausencias y tristezas tan desvalidas en el tiempo, ¿ no son son heridas escritas en los márgenes de la vida diaria?
hacia un millon de años que no pasaba por aqui
me ha robado mi nombre este blogger y antes era pablo ballesteros, ahora asolo sociales. buaaa

Cecis ... funámbula dijo...

Hacia tiempo qeu no pasaba por aqui, casi habia olvidado lo bueno que es leerte...un abrazo...

Cecis ... funámbula dijo...

Tenia tiempo sin pasar por aqui...casi olvido lo bueno que es leerte...Un abrazo!!